lunes, 16 de febrero de 2015

Chivi

A qué suena el silencio. A qué huelen las nubes. A qué sabe el culito que nunca tuve.


A qué sabe el fracaso. A qué huelen los celos. Y las ventosidades de las modelos.


A qué huelen los besos. El llanto y la ternura. A qué saben los posos de la locura.

A qué saben los miedos. El flujo de las diosas. A qué huelen los tangas de las famosas.

El sexo gratuito. Cómo suena en tu boca:" te necesito". La guita confiscada en tu corralito. El corazón que late por letanías.

Proyecto de poeta. Mirando pelis porno de vídeo en BETA. A qué huelen los sueños de mi bragueta. Las camas del burdel de mis fantasías.

A qué huele el pasado. El paso de los años. El post-operatorio del desengaño.

A qué sabe el olvido. A qué huele la risa. Las lumis de los carcas que van a misa.

A qué suena la suerte. A qué sabe el deseo. Las vírgenes preñadas en que no creo.

A qué saben las huellas, que van de las tabernas directas al milagro de tu entrepierna.

A qué huelen las fotos. La pota de los sábados que no poto. Cómo suenan en Chueca los culos rotos. La parla en el platino de tu tabique.

Los polvos que me fías. Las bolsas de basura de las orgías. La muerte dando palmas por bulerías. A qué huelen las almas que van a pique.

Odio las ideas. Los polvos al abrigo de las mareas. La ropita interior de Betty la fea. Los piropos que te suben los colores. Las cartitas de amor de los dictadores. La marcha atrás borracho y sin el carné. El sexo oral sin goma por internet.

Y todos tus reproches. A qué sabe la ausencia de buenas noches. Las ruinas provocadas por los derroches. A qué suena tu piel, lejos de mi piel.

Las ondas, los amores. A qué sabe el orín de los perdedores. El cáncer de pulmón de los fumadores. A qué suenan las astas del adulterio.

Las ascuas del pecado. A qué saben los vicios que aún no he probado. Las ilusiones rotas. El descorchado de botellas de vida en el cementerio.

Las premeditaciones. La lefa en la puntita de los condones. Las arritmias del as de los corazones. El eco en la cabeza de los adioses.

A qué huelen las listas de los súper putones de las revistas. La pasión animal a primera vista. Los retazos del alma que no me coses.

Los tampax de las hadas. Las pajas a las 6 de la madrugada. Los euros que te abono por la mamada. La luna del mirón de los arrabales. 


Las manos que te soban. El swing del wonder bra de la Kournikova. Las confesiones mudas de las alcobas. El caliqueño loco de los portales.

A qué suenan las puertas, que cierro to borracho en la calle Huertas. A qué huele la libido de las muertas. El hueco luminoso de los escotes.

Los sueños más picantes. El peligroso juego de los amantes. Tetas con nata bajas en colorantes. Mirarte con lujuria sin que se note.

A qué huelen las nubes...

domingo, 21 de septiembre de 2014

Señorita Wayne:

Toda vida tiene un gran momento, si no...¿qué gracia tendría vivirla? Y la gran pregunta es ¿cuándo tendré yo ese momento? Bueno, supongo que gracias a la alineación de los planetas y a la tarjeta Cinesa yo ya tuve mi gran momento, y lo mejor de todo, es que aún no se ha acabado y rezo cada día a Gandalf para que no se acabe jamás. Es lo bueno de los momentos, que pueden durar minutos o décadas, y el mío tiene ya unos 3 años, porque fue el día que nuestras almas frikis y perdidas se encontraron. Sé que tu aún no te lo crees, que exagero siempre, pero por mucho que te joda, te equivocas. Jamás me habría sacado un billete de avión a Londres de la noche a la mañana, y tampoco habría ido a ver Scary Movie 5 al cine, y por supuesto en mi vida habría hecho un triatlón borracha, bueno, ni borracha ni sobria. Y tengo claro que nunca habría añadido la palabra "pipa" a mi vocabulario, ni hubiera creado el gran verbo "turúndula". Y es por todo eso y más que sé, que tú eres mi momento (hasta que llegue Harry). 


Y ahora estamos aquí, en tu nueva década viviéndola juntas y en la cual espero que encuentres tu propio gran momento, hasta entonces tendrás que conformarte conmigo. 

Sé que nunca tendré los abdominales de Cameron Dallas, ni seré tan valiente como Batman. Tampoco seré nunca tan entrañable ni tan sabia como Robin Williams, ni seré la niña que sobrevivió o portera como Moyá, y aún que lo intente, no tendré la voz, y menos los agudos, de Liam Payne y está claro que en mi vida tocaré mil instrumentos o tendré el sexappeal de Bruno Mars, y algo me dice que tampoco salvaré el mundo, y menos vengarlo, me da pereza solo de pensarlo.
Pero sí puedo prometerte que aún que no sea Zac Efron, te llevaré alcohol y helado siempre que lo necesites, y que cuando tenga hijos o adopte a Pipa, les contaré la historia de cómo conocí a su tía Miranda, porque si me dieran unos zapatos rojos y golpeara mis talones tres veces para volver a mi hogar, aparecería a tu lado. 


Sé que no es mucho, no tengo superpoderes, ni soy la reina de los piratas, pero siempre seré tu compicine y eso, amiga mía, no nos lo quitará nadie, ni siquiera Joefrey.



Feliz cumpleaños Miranda.

viernes, 5 de septiembre de 2014

We're pirates!

Hero? No! We’re pirates!
I love heroes but I don’t wanna be one! 
Do you know what heroes are? Say there is a chunk of meat. Pirates will have a banquet and eat it but heroes will share it with other people.
I want all the meat!

Yo te elijo a ti

Si todos los caminos llevan a Roma, ¿cómo se sale de Roma?
A veces, pensamos demasiado y sentimos muy poco.
Mi abuelo siempre decía, que si alguien quiere seriamente formar parte de tu vida, hará lo imposible por estar en ella, aunque en cierto modo, perdamos entre pantallas el valor de las miradas, olvidando que cuando alguien nos dedica su tiempo, nos está reglando lo único que no recuperará jamás. 
Y es que la vida son momentos, ¿sabes?
Que ahora estoy aquí, y mañana, mañana no lo se.
Así que quería decirte que si alguna vez quieres algo, si quieres algo de verdad, ve por ello sin mirar atrás, mirando al miedo de frente y a los ojos, entregándolo todo y dando el alma, sacando el niño que llevas dentro, ese que cree en los imposibles y que daría la luna por tocar una estrella.
Así que no se que será de mi mañana, pero este sol siempre va a ser el mismo que el tuyo.
Que los amigos, son la familia que elegimos, y yo te elijo a ti, te elijo a ti por ser dueña de las arrugas que tendré en los labios de vieja, y apuesto fuerte por todos estos años a tu lado,por las noches en vela, las fiestas, las risas, los secretos y los amores de pasado. Tus abrazos, así porque sí, sin venir a cuento ni tener por qué celebrar algo.

Y es que en este tiempo me he dado cuenta, de que los pequeños detalles son los que hacen las grandes cosas. Que tu has hecho infinito mi límite. Así que te doy las gracias por ser la única persona capaz de hacerme llorar riendo, por aparecer en mi vida con esa sonrisa loca, por ese brillo en los ojos capaz de pelear contra un millón de tsunamis. Así que no, no se dónde estaremos dentro de 10 años, ni se como se sale de Roma. No te puedo asegurar nada.
Pero te prometo, que pase lo que pase, estés donde estés, voy a acordarme de ti toda la vida, y por eso, mi luna va a estar siempre contigo. Porque tú, me enseñaste a vivir cada día como el primer día del resto de mi vida. Y eso, es no lo voy a olvidar nunca.

sábado, 8 de febrero de 2014

La pesadilla de Peter Pan

Cada vez que hay luna llena yo cierro las ventanas de casa, porque el padre de Mendoza es el hombre lobo y no quiero que se meta en mi cuarto. En verdad no debería asustarme porque el papá de Salazar es Batman y a esas horas debería estar vigilando las calles, pero mejor cierro la ventana porque Merino dice que su padre es Joker, y Joker se la tiene jurada al papá de Salazar.
Todos los papás de mis amigos son superhéroes o villanos famosos, menos mi padre, que insiste en que él sólo vende seguros y que no me crea esas tonterías. Aunque no son tonterías porque el otro día Gómez me dijo que su papá era Tarzán y me enseñó su cuchillo, todo manchado de sangre de leopardo.
A mí me gustaría que mi padre fuese alguien, pero no hay ningún héroe que use corbata y chaqueta a cuadritos. Si yo fuera hijo de Conan, Skywalker o Spiderman, entonces nadie volvería a pegarme en el recreo. Por eso me puse a pensar quién podría ser mi padre.


Un día se quedó leyendo el periódico y lo vi todo flaco y largo en el sofá, con sus bigotes de mosquetero y sus manos pálidas, blancas blancas como el mármol de la mesa. Entonces corrí a la cocina y saqué el hacha de cortar la carne. Por la ventana entraban la luz de la luna y los aullidos del papá de Mendoza, pero mi padre ya grita más fuerte y parece un pirata de verdad. Que se cuiden Merino, Salazar y Gómez, porque ahora soy el hijo del Capitán Garfio.

sábado, 4 de enero de 2014

Perdido

Creo que hay personas que tienen miedo o algo, pero las cosas pueden ser distintas.
En realidad el mundo no es exactamente una mierda, aunque supongo que es duro para aquellos acostumbrados a que las cosas sean como son, aunque sean malas, y no quieren cambiarlas, se dan por vencidos y entonces se sienten como perdidos.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Él...

Siempre que algo me recuerda a él, no puedo evitar que se me escapen las lagrimas.
Él, la persona a la que más odio, la persona a la que jamás perdonaré.
Él, que me sonrió, me habló, me abrazó, me besó, me quiso, e hizo que me enamorará de él como nadie lo hizo nunca, y por todo eso siempre le odiaré.
Le odio porque se fue, me abandonó, un día sin avisar se marchó, desapareció de mi vida, desapareció de este mundo, se sacrificó y se fue con los ojos cerrados y su sonrisa en el rostro, se fue... Me dejó con todo ese amor, sola, en este mundo que ahora no tiene sentido para mí.
Me dejó con el recuerdo de su sonrisa, de su voz, de sus cálidos abrazos, de sus suaves besos y de su amor.
Su despedida fue una mirada, una mirada entre fuego y sangre, una mirada que jamás olvidaré.
Y sí, siempre le recordaré, cuando mire a las estrellas o cuando vea fuego, siempre le querré, siempre estará en mi corazón y, por supuesto, siempre le odiaré.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Saltarse las normas

Esto es un mechero. Era de mi actor favorito Paul Newman. Un día entró en el restaurante donde yo trabajaba de camarera y se lo dejó olvidado.
Por primera vez de en mi vida hice algo que no debía y me lo metí en el bolsillo. Uno de los clientes me vio y me dijo:
-No te preocupes, tu secreto está a salvo conmigo.
Ese cliente resultó ser el amor de mi vida, tu abuelo.
...
Así que de vez en cuando no tengas miedo de saltarte las normas, nunca se sabe lo que puede pasar.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Vivimos solos y morimos solos, lo demás es una ilusión

Desde los inicios de la historia, han nacido unos ciento diez mil millones de personas en el mundo, ni una sola de ellas ha sobrevivido. 
Hay seis mil ochocientos millones de habitantes en el planeta y cada año, mueren unos sesenta millones, ¡sesenta millones de personas!, son alrededor de ciento sesenta mil al día.

De niño leí una vez esta frase, "vivimos solos y morimos solos, lo demás es una ilusión", y es algo que me quita el sueño. Si morimos solos, ¿por qué tengo que pasarme la vida trabajando, sudando y luchando?¿por una ilusión?. Porque ni tener amigos o novia, ni realizar tareas como conjugar el pluscuamperfecto o calcular la raíz cuadrada de la hipotenusa, me ayudarán a evitar mi destino. Tengo cosas mejores en las que emplear mi tiempo.

lunes, 6 de mayo de 2013

Sacrificio

Quiero hablaros de algo que ya no oímos a menudo, sacrificio.
No es lo que se dice una palabra moderna, la gente oye la palabra sacrificio y se asusta pensando que les van a quitar algo o que tendrán que renunciar a algo que les es imprescindible.
Sacrificio para ellos significa pérdida en un mundo en el que podemos tenerlo todo.
Pero para mí, el verdadero sacrificio es una victoria porque exige nuestra libre voluntad, dejar a alguien o algo que quieres por alguien o algo que quieras más que a ti mismo.
No os mentiré, es un riesgo. El sacrificio no eliminará el dolor de la pérdida, pero ganará la batalla contra la amargura, la amargura que debilita la luz de todo lo que es de verdadero valor en nuestras vidas...

viernes, 22 de febrero de 2013

Momentos

Hay toda clase de momentos clave en la vida, de los que te apetece vivir, el primer beso, cumpleaños, graduaciones, con suerte una boda o dos, o incluso un nuevo miembro en la familia, y luego están aquellos que jamás creíste que volverías a vivir, y esos son los mejores.

jueves, 21 de febrero de 2013

La vida

Siempre he visto la vida como una serie de puertas, a veces puedes escoger la puerta que abres y otras veces no tienes esa elección, pero tienes que entrar por ella. Así que puedes entrar gritando y pataleando, o cruzar con la cabeza bien alta...

lunes, 11 de febrero de 2013

Juro, que somos infinitos

Se que algunas personas dicen que estas cosas no pasan, y se, que algún día todo esto serán anécdotas, que nuestras fotos se volverán viejos recuerdos y que todos nos convertiremos en padres y madres de alguien. Pero ahora mismo, en estos momentos no son anécdotas, esto está pasando, estoy aquí y lo estoy mirando.
Puedo verlo, en ese instante te das cuenta de que no eres una historia triste, estás vivo, te pones de pie, ves las luces sobre los edificios y todo lo que hace que te asombres, escuchas la canción de aquella noche en el coche con las personas a las que más quieres en el mundo y en ese instante sientes, que somos infinitos.

domingo, 20 de enero de 2013

¿En realidad cuánto puedes ver?

Para sobrevivir, nos aferramos a todo
lo que conocemos y comprendemos,
y lo etiquetamos como realidad.
Pero el conocimiento y la comprensión son ambiguos,
esa realidad puede ser una ilusión.
Todos los humanos vivimos con suposiciones equivocadas.
¿No es eso otra forma de verlo?